Entre demonios y mi ser

Andardeletras.com es el blog personal de Alejandro Johnson Camacho.

Creativo hiperactivo, emprendedor, sarcástico, soñador por naturaleza, loco, amante de la magia y de los días nublados; no cree en las casualidades prefiere llamarlas causalidades.

Pero, ¿Quién es Alejandro?

Alejandro es un personaje que estudió Gestión Cultural, desarrolla proyectos artísticos, maneja su propia agencia de Comunicación Digital (conspira.me), conduce un programa de radio (travesiasonora.com), es co-fundador de una revista digital (porlapublica.mx) y terminó de escribir su primer libro pero, su mejor oficio es el de vivir.

Contacto:
hola@alejandrojohnson.me
“ Convivo con mis demonios y fantasmas, los escucho y los dejo irse cuando es su hora de partir. ”
Jesús Alejandro Johnson Camacho
“ El balance perfecto entre soñar, imaginar, creer y crear; hace que logremos cosas increíbles. ”
Jesús Alejandro Johnson Camacho

La historia de mi vida, parte 1.

Yo compartí mi historia por Twitter ayer, me pidieron que la escribiera en mi blog:

Yo fui un niño Montessori, que tenía amigos imaginarios, que creció y nunca se acopló a los sistemas tradicionales de educación.

Decían que tenía todas las enfermedades mentales infantiles juntas; ‘Déficit de atención’, que no era muy sociable y sacaba malas notas.

Soy zurdo, imaginen a un niño zurdo que odiaba las bancas para diestros y los profesores decían que no tenía futuro. Incluso, llegaron a decirle a mi madre que no gastara en educación superior, que no sacaría ni el primer semestre.

La historia continúa cuando entré a estudiar mi primera licenciatura; en un examen de Inteligencias Múltiples salí sobrevalorado y me mandaron con la psicóloga porque no era normal que un estudiante saliera alto en todas las pruebas.

Nunca fui feliz en la secundaria, ni en la preparatoria. ¿Pero saben qué fue lo mejor?

Cuando desde chico sabes que estás destinado a ser exitoso, nunca te tragas la mierda que los demás dicen de ti.

Y esto va para que entiendan una cosa: La gente nunca sabrá lo talentosos que son, los únicos que lo saben, son ustedes.

Aprendí algo desde que era muy pequeño, el único que me puede decir que no sirvo para algo, soy yo, nadie más. Vivan para ser exitosos, no para ser mediocres, no se traguen lo que los mediocres opinan de ustedes.
Hoy la gente habla de mi trabajo, no de mi persona, eso me hace feliz.

Última cosa: ¿Quieren escribir, dirigir películas, actuar? ¡Háganlo, nunca dejen de hacer algo porque los demás les dicen que serán pobres!

¿Por qué dejaré de escribir de política un tiempo?

1) Estoy cansado de escuchar a personas que no dialogan, que están cegadas por ideologías.

2) Si criticas a la izquierda eres ‘un cerdo capitalista’. Cuando desafortunadamente, no existe la izquierda en México.

3) Todos creen saber todo sobre política mexicana y creen ser expertos en fenómenos sociales. ¡Irónico!

4) Las personas que creen tener la verdad absoluta sólo dan flojera, créanme.

5) Odio al PRI y todo lo que representa pero, no todo lo que pasa en el país es su culpa. ¡Urgen ciudadanos responsables!

6) México es un país hermoso, que yo veo siempre con optimismo, no soporto a los que tienen complejo de inferioridad y critican por todo.

7) Las masas no cambian solas, los individuos tienen el poder de cambiar y mover a las masas. ¡Evolucionen!

8) Empecé a escribir de política por recomendación, hoy lo dejo por convicción.

9) Critiquen menos y aporten más.

10) Amo a México y seguiré haciendo lo poco que me corresponde para ver a este país crecer.

11) Llegue el gobierno que llegue si ustedes siguen en su zona de confort nada cambiará en este país.

12) No se casen con una ideología, enamórense de las ideas, sin importar si son de izquierda, derecha o centrales.

13) ¿Están cansados de ver a México así? ¡Aporten, cambien su México para cambiar poco a poco nuestro México!

14) Nunca ofendan, siempre dialoguen. Nos hace falta capacidad de diálogo.

15) Disfruten su país, quiéranlo, respétenlo y pronto las cosas cambiarán.

Nota.

Hace tiempo dejé de dar mi opinión sobre la política de este país por una razón: si dices algo que la gente no quiere escuchar te tachan de ‘vendido’, si piensas diferente ‘tú estás mal’, si criticas a la izquierda eres ‘un cerdo capitalista’.

Me da igual lo que piensen y crean de mi persona pero, sinceramente es desgastante tratar de hacer una charla fluida cuando las personas asumen ideologías y sólo están metidas en sus demonios internos aprovechando momentos para pedir formatos obsoletos de manifestaciones sociales.

 
1 de 8
Load More Posts
Sorry, No More Posts
Loading...